Tenía pendiente desde hace tiempo escribir algo sobre este artículo que leí hace meses. En él se plantea la pregunta “¿pagarías el 10% de tu salario a un representante?” enfocado a los programadores, pero lo cierto es que es fácil trasladarla a cualquier otro sector. Más aún cuando hablamos de nichos laborales en los que, como indica el artículo, la oferta de trabajo está equilibrada con la demanda.

Seguir leyendo