De entre las distintas formas mediante las que los municipios han incluido la participación ciudadana en nuestro país hay una que aún no parece haber calado lo suficiente. Una fórmula que nos lleva a un escenario mucho más democrático y con una mayor implicación de la ciudadanía, unos cuantos pasos por delante de los mecanismos tradicionales que ponen el énfasis en la información y la consulta.

Seguir leyendo