Inteligencia Competitiva y Gestión del Conocimiento

Aunque el concepto de inteligencia competitiva apareció en los años ochenta, ha sido en los últimos años cuando ha tenido mayor repercusión. El exagerado aumento del flujo y el volumen de información circulante ha provocado que cada vez más organizaciones tengan en cuenta la importancia de llevar a cabo acciones de vigilancia y gestión de esa información. Son muchas las definiciones que diversos autores han dado sobre este concepto, pero podemos condensarlas en la siguiente: el conjunto de acciones de búsqueda, tratamiento, distribución, comprensión, explotación y protección de la información de utilidad para la toma de decisiones y desarrollo de estrategias de una organización.

La diferencia con respecto a la vigilancia tecnológica estriba sobre todo en el enfoque. Mientras que la vigilancia tecnológica tiene un enfoque externo (observación continua del entorno), la inteligencia competitiva combina ese enfoque con la gestión del conocimiento interno de la entidad. Además, el concepto de inteligencia competitiva incluye más cuestiones que vigilancia tecnológica -que normalmente se circunscribe a la ciencia, la innovación y la tecnología- como la economía, la sociedad, la educación, las leyes y prácticamente cualquier factor que pueda ser de interés e influyente para las necesidades y objetivos de la entidad. La gestión del conocimiento, por su parte, está orientada generalmente a la clasificación y el almacenamiento de los conocimientos de la organización, mirando al pasado y con el objetivo de compartirlos. Incluso hay quien incluye la gestión del conocimiento dentro de la inteligencia competitiva.

Ambos conceptos son claramente complementarios y no es descabellado pensar que la opción más lógica sería unirlos en una única gestión o sistema integral del conocimiento, que podríamos definir como el proceso de obtención, análisis, interpretación y difusión de la información externa y el conocimiento interno con el objeto de mejorar el proceso de toma de decisiones en cualquier tipo de entidad. A esta definición podríamos incorporar la idea de apertura de la innovación abierta incluyendo la opción de compartir parte de la información.

gestión del conocimiento e inteligencia competitiva

De cualquier forma, cualquier proceso relacionado con la inteligencia competitiva o la gestión de conocimiento es una herramienta indispensable para entender nuestro entorno y ser capaces de tomar las medidas adecuadas para adaptarnos a él, ya sea para articular políticas públicas o la planificación estratégica de cualquier tipo de organización.


5 Comentarios

  1. Juan Manuel, buen resumen y esquema del concepto y ciclo de Ia Inteligencia Competitiva. Como dices, es cierto que todas las empresas/organizaciones DEBERIAN realizar un proceso sistematizado de IC, pero la realidad del mercado es que la complejidad del proceso y su- llamemoslo- ajustabilidad tardía provoca que sólo algunas empresas “pueden permitirse” implantarlo de manera integral. Por un lado no sé valora a la Vigilancia como base de decisiones estratégica, y por el otro- hacer bien búsqueda de información y luego distribuir el conocimiento dentro de la organización, es costoso y nada fácil. En mi opinión este proceso necesita un ajuste y un enfoque más “ad hoc”, más “colectivo” (o si quieres llamarlo más 2.0). Pero es cierto, que en muchos casos hemos de explicar que VT o IC existen, y qué aportan, para ir introduciendo estas mejoras. Buen resumen!

    • ¡Muchas gracias Inés! La idea básica es la posibilidad de unir la GC y la IC, porque últimamente leyendo información sobre el tema las encontraba siempre como herramientas separadas. Los obstáculos que comentas serían buen material para otro artículo 🙂 Aprovecho para recomendar aquí uno de tus textos en el que se profundiza más sobre ese enfoque más colectivo que comentas http://www.emotools.com/contents/articulos-y-blogs/ines-skotnicka-wiki-vigilancia-recomendaciones-par/

      • Hola Inés y Juan Manuel, estoy de acuerdo en que queda mucho por hacer pero no me gustaría que quedara la sensación de que no se puede hacer nada al respecto.

        Por un lado, el “momento” actual del mercado es muy duro. Además hay poca percepción del valor de la IC desde las empresas (es muy dificil vender algo a quien no sabe valorarlo). Ahí poco podemos hacer, salvo seguir predicando y evolucionar rápido … ¿cómo? … aplicando la receta de la web 2.0, colaborando para automatizar y optimizar dicho proceso.

        Mi visión es que la IC tiene una cadena de valor MUY larga, en el que hay sitio para muchas profesiones. Nadie tiene todas las competencias al 100%. En estos momentos es posible automatizar dicha cadena adaptando las herramientas de software en código abierto que ya existen. Haciéndolo se genera una oportunidad para todos.

        Mi visión es que hay que construir una opción seria que solucione el planteamiento global de la Inteligencia Competitiva, desde el despliegue de la estrategia, pasando por la explotación de las fuentes de información, el filtrado, el debate, la extracción de conclusiones y la generación de ideas.

        Pienso que las herramientas que van surgiendo en las redes sociales no van a solucionar esta cadena.

        Nosotros en CDE ya hemos comenzado ese camino hace tiempo, hay sitio para más gente y para el debate.

        • ¡Muchas gracias Juan Carlos! Por supuesto que se pueden hacer cosas al respecto y me consta que muchos estáis trabajando en esa dirección. Cuando te refieres a a la posibilidad de automatización entiendo que te refieres a la herramienta Hontza, así que aprovecho para mencionarla para quienes estén interesados en usarla y difundirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

© 2017 BsocialLab

Tema por Anders NorenArriba ↑