No hace falta ser un experto en RR.HH. y técnicas de búsqueda de empleo para darse cuenta que el currículum tradicional y su envío junto con una carta de presentación es una práctica que poco –por no decir ningún- resultado da ya. Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) España tiene casi 6 millones parados, lo que supone más ¼ de la población activa. Muchos de ellos además están muy preparados: carreras, grados, másters, doctorados, experiencia, etc.

La situación es que la competencia para cubrir prácticamente cualquier puesto de trabajo es enorme. No sólo somos muchos candidatos, sino que además la mayoría tienen una gran preparación académica y profesional. Con este panorama destacar es una tarea ardua, pero también obligatoria si queremos conseguir el empleo. Y ya hay quienes se han dado cuenta de ello y han desarrollado sus propias estrategias. Por eso, queremos reseñar aquí algunos de los casos más creativos e interesantes que hemos encontrado en los últimos años.

David Heredia Gómez, creativo publicitario, decidió que la mejor manera de venderse era hacer un corto en el que sus propios abuelos cuentan su currículum.

Enzo Vizcaíno, un joven periodista, se lanzó al metro para cantar su currículum.

Pero no todo son vídeos. Adam Paticci gastó sus últimas 500£ en una valla publicitaria.

adampaticci

Victor Petit buscó todas las formas posibles de sacarle partido a los códigos QR.

José María Díaz pensó que una buena idea era contar su currículum a través de canciones y elaboró un lista de Spotify.

spotifylistaempleo

Marián Lozano creó su propia campaña de marketing en la que buscaba un responsable de RR.HH. que cumpliera que sus requisitos.

cartelsebusca

Alec Brownstein sabía que tod@s hemos buscado alguna vez -o muchas- nuestro propio nombre en Google, así que usó Google Ads para que cuando cinco grandes directivos buscaran sus propio nombres apareciera el siguiente mensaje: “buscarte a ti mismo en Google es muy divertido, contratarme puede ser divertido también”.

Casi todos estos ejemplos se circunscriben en su mayoría al mundo del marketing y la publicidad. No es de extrañar quer los profesionales de estas áreas hayan sido los primeros en imaginar nuevas formas de buscar empleo, al fin y al cabo es una forma de poner en práctica sus propios conocimientos. Pero no se trata de hacer lo mismo, sino de adaptar nuestra estrategia a nuestro sector y, sobre todo, de comprender que muchas cosas han cambiado y que gran parte de acciones que funcionaban hace años para conseguir empleo ya no lo hacen. Es indudable que la situación económica y política tiene un gran impacto en la escasez de empleo. Sin embargo, buscar y encontrar nuevas formas de destacar y poner en valor nuestras competencias profesionales y personales es algo que no podemos dejar para otro día.


Artículo publicado originalmente en el blog de la Cátedra Emprende y Lidera.