Este mes de diciembre he asistido al Simposio Internacional “El desafío de emprender en la escuela del siglo XXI” celebrado en la Facultad de Educación de la Universidad de Sevilla. En él, además de tener la oportunidad de escuchar ponencias tan interesantes como la de Alain Fayolle, he podido conocer a Manuel Díaz Pericles, con quien pude mantener una interesante conversación en uno de los desayunos. Pero también, he presentado una comunicación, elaborada en colaboración con Miriam Navarro Díaz, de Entorno Socioambiental, que reflexiona sobre la implantación y tratamiento de la educación para el emprendimiento en el sistema educativo español, especialmente en la necesidad urgente de enseñar a nuestro alumnado una cultura del emprendimiento social, a través de la cual se empodere a la ciudadanía como agente activo del cambio. Os dejo aquí el resumen:

Resumen: En los últimos diez años el emprendimiento está cobrando cada vez mayor importancia y los programas educativos que buscan fomentar la cultura del emprendimiento gozan de un gran apoyo institucional. La necesidad de aprender a emprender es cada vez mayor, porque los jóvenes necesitan adquirir los conocimientos, las capacidades y las aptitudes necesarias para generar y llevar a cabo con éxito nuevos modelos de negocio. Desde las instituciones educativas, haciendo uso del currículum como herramienta, se aboga por una educación para el emprendimiento. Pero es indispensable plantear un modelo de formación en emprendimiento que incluya valores y tengan un impacto positivo en la sociedad y el medioambiente. Entender la necesidad de un emprendimiento enfocado en la resolución de problemas sociales y medioambientales pasa por conocer y reconocer los problemas más graves a los que se enfrenta la humanidad actual. El presente artículo, de carácter teórico, reflexiona sobre la implantación y tratamiento de la educación para el emprendimiento en el sistema educativo español, especialmente en la necesidad urgente de enseñar a nuestro alumnado una cultura del emprendimiento social, a través de la cual se empodere a la ciudadanía como agente activo del cambio.

Abstract: Entrepreneurship has become more important over the last ten years and the educational programs aimed at promoting the entrepreneurship culture have gained considerable institutional support. The need to learn how to undertake an enterprise is growing because young people need to acquire the necessary knowledge, skills and abilities to successfully create and implement new business models. Educational institutions endorse the education for entrepreneurship in the curriculum. However, it is essential to propose an entrepreneurship training model that embraces values and ethics, and that makes a positive impact on the society and the environment. Understanding the need for an entrepreneurship model aimed at solving social and environmental problems means knowing and identifying the most serious problems that humanity now faces. This article, of a theoretical nature, reflects on the implementation and treatment of education for entrepreneurship in the Spanish educational system, especially on the urgent need to teach our students a social entrepreneurship culture that empowers citizens as active agents of change.

Puedes leer el artículo completo en este enlace.