Cómo dinamizar la innovación: describiendo un nuevo perfil profesional

Hace unos días leí con interés un artículo de Carlos Alberto Vigil Tachequel en el que propone para mejorar la cooperación internacional de las universidades la creación de un equipo multidisciplinar que aglutine diversos servicios que habitualmente están separados, como la cooperación, la gestión de proyectos o la transferencia de conocimiento. Inmediatamente caí en la cuenta de que ese equipo tendría fundamentalmente las funciones de un dinamizador, lo que me dio pávulo a pensar de qué forma se podría aplicar algo parecido a la actividad innovadora de universidades y empresas.

Buscando más tarde algo de información sobre el tema pude leer que en 2009 la FADE (Federación Asturiana de Empresarios) propuso la figura del dinamizador de innovación para sus empresas y en Canarias se han impartido talleres de dinamizadores de innovación. Sin embargo, examinando más detenidamente sus características y competencias, en ambos casos no se referían más que a un gestor de la innovación tal y como lo entendemos generalmente hoy en día.

Mi propuesta es otra. Un perfil profesional encargado únicamente de la dinamización y coordinación, liberado de las tareas administrativas habituales del gestor de proyectos con el objetivo de centrarse únicamente en las siguientes:

  • Fomentar la creación de ideas y darles forma para que sean viables. La figura del dinamizador sería el profesional que se reuniría periódicamente con los investigadores para conocer sus trabajos y buscar la forma adecuada de llevarlos desde el mundo académico al empresarial. De igual forma, en una empresa sería quien, conociendo bien la actividad, sería capaz de formular nuevas vías de negocio basadas en la innovación.
  • Poner en contacto a los diferentes actores que harán posible la puesta en marcha del proyecto. Un dinamizador de innovación podría articular un nuevo proyecto, porque conoce los programas de financiación de I+D+i, las empresas que trabajan en sectores de interés y los grupos de investigación que están desarrollando trabajos en la misma línea.
  • Impulsar y mantener la motivación de los participantes. Para ello, debe conocer y anticipar las dificultades por las que pasará el equipo de trabajo antes de ver finalizado el proyecto.
  • Dar a conocer a la ciudadanía y, sobre todo, a todos los agentes relacionados con la I+D (centros tecnológicos, gestores de proyectos, OTRIs, etc.) los proyectos en los que está trabajando con el objetivo de favorecer y crear en el futuro sinergias y colaboraciones que aporten valor al proyecto.
  • Poner en valor el conocimiento con el objetivo de favorecer y facilitar las oportunidades de comercializar y llevar a la práctica ese conocimiento generado. De igual forma y a la inversa, debería poner en valor las capacidades de la empresa como entidad capaz de aplicar esos conocimientos.
  • Un profundo conocimiento de las herramientas de comunicación 2.0 que facilite la difusión y la creación de nuevos contactos y el mantenimiento de otros. Un dinamizador de innovación debería poder llevar a cabo las tareas de un especialista en comunicación, pero añadiendo el conocimiento de la I+D+i y de las necesidades y objetivos de los proyectos. Es decir, su tarea en este ámbito va más allá de la mera comunicación y la redacción de notas de prensa para actuar casi como un especialista en relaciones públicas capaz de crear interés y valor para su entidad.

Un dinamizador de innovación debe tener un conocimiento global de todo el proceso y estar en constante proceso de aprendizaje de las características del entorno social en el que se desenvuelve, porque eso le facilitaría la labor de poner en contacto a entidades con potencial innovador. No son pocas las empresas que podrían llevar a cabo proyectos innovadores, pero que no conocen los medios mediante los cuales llevarlos a cabo, y en la universidad ocurre al contrario. Esta figura sería capaz de poner en contacto a ambos de una forma efectiva, además de dar forma a las ideas y el trabajo de las entidades para transformarlas en proyectos reales.

En cierto modo, muchas de estas ideas también estaban planteadas en el perfil humanista para la gestión de proyectos del que hablaba hace unos meses: una visión global, el conocimiento de diversas disciplinas, la capacidad de comunicar, etc. porque lo que le sigue faltando a la innovación es precisamente todo esto. Aunque las investigaciones que dan lugar a una transferencia de conocimiento sean en muchos casos de carácter científico y tecnológico la gestión misma no puede venir de la misma visión, sino que debe ser holística y mucho más globalizadora.

Lo cierto es que muchas de estas tareas y competencias las llevan ya a cabo muchos gestores de proyectos, pero quizá esta breve reflexión lleve a otros a replantearse de alguna forma su trabajo con objeto de mejorarlo. Mi propuesta no debe entenderse únicamente enfocada a la creación de un nuevo perfil profesional, sino a la inclusión de esas competencias y habilidades a la figura del gestor de proyectos de innovación. De cualquier forma, tanto la adecuada dinamización de los proyectos como la impresión en ellos de un sesgo humanista deberían ser actualmente casi obligadas en todas aquellas entidades que realmente quieran jugar un papel relevante en la transferencia de conocimiento.


2 Comentarios

  1. Reblogged this on Innovation for Growth and commented:
    Ojalá sea verdad que las empresas estén creando el perfil de dinamizador de la innovación. Sería un buen síntoma de que apuestan por otros modelos par salir de la crisis.

    • Lo cierto es que no sé si hay empresas que tengan en sus plantillas profesionales con este perfil o que aglutine estas competencias y habilidades, aunque sí hay gestores de proyectos que realizan tareas que podrían ser las propias de este perfil. Desde luego, sería muy positivo que la actividad innovadora tanto de empresas como de universidades estuviera coordinada por profesionales muy enfocados a la dinamización que actuarían como conectores, catalizadores y promotores de esa actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

© 2017 BsocialLab

Tema por Anders NorenArriba ↑